Please reload

Recent Posts

Precio v.s. Valor

August 25, 2017

1/1
Please reload

Featured Posts

Qué hacer ante un fraude inmobiliario

April 5, 2019

Durante la búsqueda de una casa es importante que no pierda de vista todo lo que concierne a esta situación: opciones de vivienda, ubicación, precios, o la situación legal del inmueble, ya que puede estar expuesto a un fraude inmobiliario, en el que no sólo perderá tiempo, sino también dinero.

 

 

Respecto al ámbito legal, los futuros compradores no deben bajar la guardia y necesitan estar debidamente asesorados, ya que esto determinará la viabilidad de la compra, además de evitar un posible fraude.

 

Es importante verificar que el inmueble esté debidamente regulado. No necesariamente libre de gravamen, pero que tenga los documentos en regla, que tenga una boleta Predial, de agua o que tenga escrituras.

 

Existen diferentes aspectos donde se debe poner especial atención. Uno de ellos recae sobre las escrituras del inmueble, donde tiene que asegurarse de que esté a nombre de la persona que lo vende y que éste coincida con la identificación oficial que sea presentada al momento de la firma del contrato de la vivienda.

 

La existencia del inmueble es otro aspecto, y no es para menos, ya que muchas veces un inmueble no está a la venta y se encuentra publicado en algún sitio de Internet. Todas las propiedades están registradas, y en estos casos puede consultarlo ante el Registro Público de la Propiedad.

 

El registro asigna un folio a cada inmueble que se inscribe y donde queda constancia de toda la historia de la propiedad, así como quién es el dueño actual. Al tener un folio, se puede realizar una búsqueda con el fin de saber su situación, pues es importante conocer que el inmueble que se está ofertando exista realmente.

 

Otro aspecto consiste en revisar las cuotas del inmueble, con el fin de evitar gastos en su bolsillo.

 

Es importante verificar que el inmueble esté al corriente en los pagos como Predial y agua, pues en determinados casos la ley exige al nuevo propietario hacerse cargo de ellos.

 

No caiga en fraudes

 

En México se han observado tres tipos de fraude que se cometen de manera frecuente.

 

El primero consiste en solicitar cantidades para apartar el inmueble. Este tipo de fraude consiste en pedir pagos anticipados al comprador sin que exista una garantía del inmueble.

 

Ya sea por parte de una persona física o una inmobiliaria fantasma que busca obtener dinero sin mostrar el inmueble al interesado y citarlo en oficinas fantasma, dando largas a la entrega de la vivienda para después desaparecer con el enganche solicitado.

 

Una venta duplicada consiste en que la vivienda ofertada es vendida por el dueño dos veces o más, en ese sentido, ése es el segundo tipo de fraude más recurrente.

 

En este caso, la primera persona que hizo la compra puede ser la dueña y las personas que también hicieron la compra resultan estafadas. A pesar de que se firma un contrato ante un notario, éste no manda un aviso preventivo de compraventa, y cuando otra persona verifica el registro y no existe una solicitud de compra, dicho inmueble puede ser vendido en varias ocasiones.

 

Es muy común observar anuncios de ofertas de vivienda en Internet. Sin embargo, estos inmuebles no se encuentran en venta y el comprador no es realmente el propietario del inmueble, por lo que con engaños solicita abonos adelantados a la persona interesada en comprar el inmueble. Éste es el tercer tipo de fraude.

 

Para evitarlo, se recomienda solicitar al vendedor el título de propiedad del inmueble, hacer un sondeo en la zona para verificar que realmente esa persona viva ahí y que el inmueble se encuentre a la venta, además de evitar proporcionar documentos con datos personales que permitan al estafador utilizarlos para forzar la venta.

 

 

Medidas a considerar

 

Desafortunadamente, existe el riesgo de caer en este tipo de estafas, por lo que es importante que sepa qué hacer y con quién acudir en caso de ser víctima de un fraude.

 

En primera instancia se puede recurrir a la Procuraduría Federal del Consumidor, donde se procede a emitir una queja al existir una relación comprador-vendedor. En dicha instancia, se emite una recomendación donde se cita a las partes afectadas para llegar a un acuerdo, ya sea por incumplimiento de contrato para evitar llegar a instancias mayores. En ésta se puede recuperar el anticipo realizado siempre que esté registrado el contrato.

 

Otra opción es acudir al Ministerio Público, donde se levanta un acta donde se indican los hechos, se presenta el contrato y la identificación del vendedor, ahí se procede a citar a las dos partes para determinar si se realiza un juicio que permita deslindar responsabilidades y poder recuperar el dinero depositado si es que hubo algún pago por adelantado.

 

En caso de no proceder el acta ante el Ministerio Público, una tercera instancia sería una demanda ante un juzgado. En este caso, se solicita un escrito inicial de demanda, en el que se especifica que se fue víctima de fraude, qué cantidad de dinero está involucrada, los documentos que comprueben que realmente se depositó dicha cantidad al vendedor y también se presenta el contrato de compraventa.

 

El proceso consiste en citar a una junta entre vendedor y comprador. Sin embargo, muchas veces a lo que se enfrentan los compradores es a que el estafador no acude a ratificar dicha demanda, pues cambia de domicilio para continuar con sus prácticas, y se procede a hacer edictos con el objetivo de llegar a un acuerdo. Sin embargo las víctimas optan por dejar de lado esta opción, ya que lleva tiempo y muchas veces no se tiene éxito y se pierde el dinero otorgado, en caso de haber dado un enganche.

 

-

 

Con información y gráfico de El Economista.

 

 

Please reload

Follow Us